<
>

Nocauts de Morán y Zayas en noche de boxeo en Florida

play
Mauricio Sulaimán compara la pelea Canelo-Yildirim con la de Tyson-Buster Douglas (1:10)

El presidente del CMB insiste que la pelea de Canelo ante Yildirim se tiene que organizar y promete que será una buena pelea. (1:10)

El mexicano Antonio ‘Toño’ Morán noqueó en seis episodios a su compatriota Luis ‘Muecas’ Solís en el evento estelar de All Star Boxing en Kissimmee, Florida, para alzarse con el campeonato Welter Fedecentro avalado por la Asociación Mundial de Boxeo, en una velada en la que lució muy bien el jovencito boricua Xander Zayas.

Morán mandó a la lona a Solís en el sexto con tremendo gancho al hígado, dejándole básicamente sin respuesta, por lo que se decretó el nocaut efectivo favorable para el capitalino sobre el yucateco, que desde un par de rounds anteriores había resentido ya la efectiva estrategia enemiga, principalmente con el jab de izquierda y las combinaciones fuertes a las zonas blandas.

Morán regresó así al sendero triunfal luego que en sus últimos duelos no se le habían dado las cosas, cayendo el año pasado ante Devin Haney con un nocaut electrizante y luego con un polémico empate ante el invicto Yomar Álamo. Toño mejoró su marca a 25-4-1 con 18 nocauts, mientras que Solís recibió su segundo nocaut en fila u dejó su marca en 25-11-4 y 21 fueras de combate.

En la atracción especial de la noche, el boricua Xander Zayas lució como un auténtico rayo al detener en apenas un episodio al estadounidense Orlando Salgado, en una batalla pactada en la división de los pesos Welters. Zayas, que este sábado cumple 18 años, lució con mucha velocidad y arsenal de puños para poner en malas condiciones desde el inicio a su rival.

Zayas mejoró su marca profesional ahora a 5-0 con 4 nocauts tras su segunda presentación de este año, mientras que Salgado perdió el invicto y dejó su marca en 1-1 con un nocaut a su favor. Xander se convirtió hace unos meses en el púgil más joven en haber firmado con la compañía promotora Top Rank.

Por su parte, en su debut profesional, noqueó Anthony Olascuaga a Edwin Reyes, y también lo hizo Nikoloz Sekhniasvilli sobre Alexis Gaytán en el arranque de la función de Félix ‘Tutico’ Zabala.