<
>

Xavi no contempla otro escenario que no sea vencer al Benfica: "Somos el Barça"

play
Xavi debutó con victoria ante Espanyol (3:00)

Barcelona superó 1-0 al Espanyol con gol de penal convertido por Memphis Depay. Xavi Hernández arranca con victoria su era como entrenador blaugrana. (3:00)

BARCELONA -- Xavi Hernández en modo optimista. Irreverente, contundente, claro y directo. Mañana el Barcelona se juega casi a cara o cruz su futuro en la Champions y a cada insinuación en la sala de prensa referente a un posible fiasco respondió el entrenador con un discurso irrenunciable. "Déjenme ser optimista. Si perdemos, si no se gana, si nos eliminan... Si ocurre algo de eso ya hablaremos, pero yo, ahora, no visualizo la posibilidad de no ganar mañana", proclamó, a la tercera, o cuarta, pregunta, al respecto. "Soy positivo, soy optimista... Y somos el Barça".

"Si ganamos estamos en octavos de final y ese es el mensaje definitivo. Hay que ser optimistas y creer en ello, sin olvidar el rival al que nos enfrentamos pero teniendo claras todas nuestras premisas", sentenció, rechazando querer sentirse superior al Benfica.

"Hablar es muy fácil. Mañana veremos si lo somos o no como sí lo fuimos al Espanyol el otro día. Ahora hablamos de la Champions y lo que quiero es que seamos fieles a nosotros mismos, a nuestra idea, y ganar, claro".

"Yo estoy muy contento y feliz. Lo llevo todo bien... Por ahora", sonrió al ser preguntado por sus primeros días al frente del equipo, profundizando en que no podría "estar en un sitio mejor. Estoy muy contento y feliz. Tengo un carácter optimista, me siento un privilegiado por entrenar al Barça y pienso que tenemos un gran equipo para pelear contra cualquier rival... Aunque eso lo debemos demostrar en el campo, que somos el Barça".

"Aquí lo fundamental es la idea, más allá del sistema. Debemos tener la pelota, presionar arriba siendo agresivos, presionar rápido y querer la pelota", convino, reconociendo que una de las claves a mejorar respecto al partido del sábado frente al Espanyol será "defender con la pelota. Es aquello de que si tienes la pelota no la tiene el rival pero, sí, es importante en momentos determinados, y sobre todo en los últimos minutos con un resultado ajustado, saber defender lejos del área, en su campo a ser posible y teniendo la pelota".

"No sé si es el partido más trascendente porque ese siempre es el siguiente y en el Barça tienes que competir cada tres días. Yo lo veo siempre como una oportunidad, para nada como una presión añadida porque el fútbol siempre acaba por darte revancha y esto es una reválida para nosotros, para demostrar qué somos".

"Somos el Barça y tenemos que demostrar que somos el Barça", repitió en un tono nada amenazante pero sí contagioso para mostrar la fe que tiene, mantiene y revela, en su plantilla. "Tenemos un equipo preparado para luchar con cualquier rival" solventó en este sentido, reconociendo que "necesitamos más acierto de cara a gol, generar más y tener más oportunidades" pero, a la vez, rechazando (al menos de cara a la opinión pública) que en la plantilla se necesite un goleador específico y de primer nivel.

"El gol es cosa de todo el equipo. Es consecuencia del trabajo de todo el equipo. Generamos ocasiones, aunque las hemos fallado, sí... Pero en la plantilla hay gol, de eso no tengo duda".

Quiso proclamar la calidad de su plantilla y en esa confianza, en su proximidad, fue aún más directo y contundente cuando se le preguntó por la posibilidad de necesitar algún jugador "más físico".

Ahí fue claro. Clarísimo: "Iniesta mide 1.70 y mira los balones que robaba en cada partido... Para ser fuerte y recuperar en el centro del campo no es necesario medir dos metros y pesar 90 kilos... Nosotros tenemos los perfiles en el centro del campo, como es De Jong, como es Nico o el mismo Busquets, que sin ser muy fuerte recupera muchos balones".

Después de elogiar, también de manera muy clara, a Ter Stegen, "es fundamental para nosotros porque está entre los tres mejores porteros del mundo", Xavi dejó claro que ante el Benfica "saldremos a ganar, pero sabiendo que será un partido muy difícil poque el rival es un gran equipo, con alma, con mucho nivel y que por algo nos ganó por 3-0 en la ida".