<
>

La selección de Brasil tiene jugadores decididos e insatisfechos; ¿Qué sabemos hasta ahora sobre lo que ocurre en la Verdeamarela?

La Selección Brasileña se prepara para enfrentar a Ecuador este viernes en Porto Alegre por las Eliminatorias en medio de un clima muy pesado con respecto a la futura participación en la Copa América.

El equipo de Tite almorzó normalmente al mediodía en el hotel de concentración, el mismo en el que se hospeda el presidente de la Confederación brasileña de fútbol, Rogério Caboclo.

La falta de diálogo del dirigente hacia el plantel luego de que Brasil se convirtiera en sede de la Copa América es el principal punto de descontento de los futbolistas y del cuerpo técnico. Todos están de acuerdo en no jugar el torneo.

El miércoles, Caboclo tuvo una reunión con los jugadores en la concentración de Granja Comary, en la que se le pidieron explicaciones acerca de por qué Brasil se convirtió en sede de la Copa América. Según el grupo, la CBF debería mantener un diálogo más abierto y explicar tales decisiones al equipo. Apoyados por Tite, los convocados guardaron silencio público y exigieron una conversación con Rogério Caboclo para exponer tal descontento y pedir aclaraciones sobre la polémica.

Bajo presión, la dirección de CBF se mueve para alinear el discurso y superar la crisis en la selección hasta el próximo martes, fecha del partido contra Paraguay y el plazo dado por Tite para que el grupo revele el contenido de la conversación con Caboclo y el posicionamiento en relación a la Copa América.

Aún falta mucho para encontrar una solución al enorme problema. Los jugadores garantizan que llegarán hasta el final en la "lucha". Además, existe un entendimiento de que el tono en las declaraciones públicas tiende a ser pesado, exponiendo aún más una nueva crisis que involucra la gestión de Caboclo en CBF.

* con información de Gustavo Hofman y Pedro Ivo Almeida