<
>

Los equipos ecuatorianos volverían a entrenarse desde el 10 de junio

Los futbolistas de Independiente del Valle iniciaron con la toma de muestras para covid-19. La Fase 0 del protocolo médico entra en vigencia con las estrictas normas de seguridad para los rayados.

Por su lado, en Deportivo Cuenca también se preparan para que los futbolistas se sometan a las pruebas, aunque el coordinador del club, Marcelo Velasco, explicó que hasta el miércoles por la tarde esperaban la autorización de la LigaPro.

Otros clubes ya tienen los resultados de las pruebas y esperan entregar la ficha médica de las 34 personas que entrarán a los complejos a las prácticas.

Andrea Sotomayor, de la Secretaría del Deporte, anunció a través de su cuenta de Twitter, que se envió un oficio al COE Nacional solicitando que se levante la suspensión de las prácticas deportivas profesionales para que los clubes puedan volver a practicar. El COE accedió al pedido y puso como fecha de reinicio de los entrenamientos el 10 de junio, según informó Juan Zapata , del ECU 911.

Andrés Arce, médico de Barcelona, detalló que su departamento ya tiene todo listo para que desde la próxima semana los futbolistas arranquen con el trabajó físico en cancha.

El preparador físico, Marco Connena, cambió la rutina de ejercicios para esta semana tomando en cuenta que será la última previo al arranque de un trabajo más exigente. “Hay que ir paso a paso. Es como empezar la pretemporada desde cero. Hay que arrancar con el trabajo individual y diferenciado porque los jugadores llegarán con distintas cargas y pesos diferentes”, manifestó Connena.

El regreso a las prácticas en las canchas será con estrictas normas sanitarias. Los médicos de los equipos insisten a los futbolistas en evitar utilizar joyas y un uso mínimo del celular mientras se trasladan de sus domicilios a los entrenamientos y viceversa.

El departamento médico de Técnico Universitario, por ejemplo, brindó una conferencia virtual. Allí se puntualizó cada una de las recomendaciones para el regreso. Uno de los principales consejos fue no compartir el uso de botellas plásticas para la hidratación y evitar el desplazamiento de más de tres futbolistas en los vehículos.

Después de la realización de las pruebas comenzará la Fase 1. Esta consistirá en el trabajo físico individual. Los médicos serán los responsables de vigilar a los empleados contagiados y después de que se cumpla el período de cuarentena deberán someterse a nuevas pruebas para covid-19.

La normativa precisa que se permitirá los entrenamientos con la certificación médica de la LigaPro y del COE Nacional. La LigaPro ya comenzó a coordinar con cada equipo cómo se empleará las pruebas que serán financiadas por la Federación Ecuatoriana de Fútbol. Estos diagnósticos serán claves antes del regreso de la actividad previsto para julio.