<
>

Koeman asegura que Suárez será "uno más" si se queda en el Barcelona

play
De la mano de un Messi intratable, Barcelona venció a Girona (5:30)

La Pulga metió un doblete en la victoria por 3-1 en un amistoso previo al arranque de La Liga. (5:30)

Ronald Koeman no cuenta con Luis Suárez por imperativo legal. Se diría que por expreso deseo de la directiva del Barcelona que ha decidido que el delantero uruguayo debe abandonar el club. Eso al menos es lo que se debería interpretar a raiz de las palabras del entrenador holandés este miércoles, a la conclusión del amistoso frente al Girona, cuando insinuó que su puerta no está cerrada para el goleador.

"He estado hablando con él esta mañana sobre su futuro y estamos esperando a ver, no sabemos todavía si se va o se queda pero si finalmente no encuentra equipo y se acaba quedando será un jugador más de la plantilla", reveló, concreto y firme, Koeman, con un discurso sorprendente y que, no sería extraño, provocase un vuelco en la situación del jugador.

Apartado de las ruedas de prensa por el club, Koeman no había tenido que enfrentarse hasta hoy a una pregunta que se sabe incómoda. Ni la televisión oficial del club ni TV3 le preguntaron por los descartados hasta este miércoles, cuando lo hizo el canal catalán y lejos de evitar entrar en consideraciones difíciles, tomó el tema directamente y descubrió algo que el club no se plantea pero con el paso de los días ha dejado de ser un imposible.

Koeman volvió a dejarlo fuera de la convocatoria por segundo partido consecutivo pero, en sus palabras abrió la puerta a cambiar el status del tercer máximo goleador de la historia del Barça. Un día después de revelar en una entrevista a Fox Sports Holanda que supone que la plantilla no tendrá ningún refuerzo, enfriando el posible fichaje de Depay, el técnico, necesitado como está de un hombre gol, ya no consideró imposible recuperar para la causa a Suárez.

Y, probablemente, desde su domicilio, el uruguayo debió sonreir entendiendo que éste ha sido su primer éxito esta temporada. Porque Luis Suárez no quiere marcharse del Barcelona. Si se agarraba a su contrato para permanecer en el club, convencido de sus posibilidades de sumarse al proyecto de Koeman, las palabras del entrenador habrán supuesto, se sospecha, un cambio en su personal situación.

Falta por ver, en esta ecuación, cómo responde el club…