<
>

Bravo: "Nos parece raro que nos arbitre alguien que habían sancionado"

Un amargo empate a 1 logró la Selección chilena ante su similar de Bolivia en el estadio San Carlos de Apoquindo, donde los altiplánicos hicieron muy poco para llevarse algún punto, pero aprovecharon la única clara que tuvieron en el partido.

Respecto del análisis del encuentro, el portero Claudio Bravo remarcó que se van con cierta tranquilidad por demostrar "lo que veníamos haciendo hace mucho tiempo atrás, de un Chile agresivo, generando mucho volumen ofensivo, pocas ocasiones de ellos en nuestro arco, salvo por la jugada del penal".

Sobre este punto, el capitán de la Roja aseveró que a su juicio la jugada no merecía ser cobrada como pena máxima, pero centró sus críticas en la figura del árbitro paraguayo Eber Aquino, de polémico cometido en la derrota del combinado criollo ante Uruguay en la primera fecha clasificatoria. "Más extraño me parece que nos vuelva a tocar el mismo arbitraje. Tuvimos una situación con ellos en Uruguay, fue castigado y nos volvió a arbitrar a nosotros", sostuvo el guardameta.

Así y todo, Bravo señaló que "tuvimos ocasiones en la primera parte para haber cerrado el partido y no haberles dado vida a Bolivia en ninguna ocasión, pero el fútbol tiene eso. Haces un esfuerzo tremendo y al final te quedas con ese sabor de boca de no haber sumado tres puntos, porque la verdad es que hicimos un gran partido, mucho mejor de lo que hicimos en Argentina".

"Quedamos con esa sensación agridulce de hacer bien las cosas, de mostrar el buen funcionamiento en todas nuestras líneas, pero hay cosas que nosotros no podemos manejar" agregó, antes de volver a cargar contra el colegiado: "Lo comentamos antes del partido. Nos parecía raro que nos arbitrara alguien que habían sancionado, alguien que no nos dejó sumar de a tres por la misma situación que tuvimos hoy, pero el fútbol tiene esto. El jugar de esta manera, nos aproxima a una nueva Copa del Mundo".

En cuanto a su participación en Copa América, el guardameta del Betis subrayó que "no hemos hablado. Hemos estado centrados en esto, en Argentina y Bolivia, ya veremos qué es lo que pasa, pero no pienso más allá, solo en lo que hicimos hoy y en las cosas que podemos seguir mejorando, pero creo que esta es la línea y lo que le gusta a nuestra gente: un equipo aguerrido, que se deja alma dentro de la cancha".