<
>

10 grandes hitos de David Nalbandian

play
El día que Nadal bajó a un lobby en calzoncillos por una apuesta con Nalbandian (1:45)

David y una imperdible anécdota con Rafa, Moyá y Ferrer luego de un partido de playstation en Australia. (1:45)

A pesar de las lesiones, la carrera de David Nalbandian tuvo picos históricos que valen la pena repasar. Supo ser N°3 del mundo, pero además terminó en el Top 10 durante cinco temporadas. Aquí el repaso de los hitos más relevantes:

1 - En Nagoya, Japón, fue campeón mundial Sub 14 conformando equipo con Guillermo Coria y Antonio Pastorino en 1996. Ya en 1998, ganó el US Open Junior, derrotando a Roger Federer y en 1999 llegó a la final de Roland Garros donde cayó ante Guillermo Coria.

2- El 14 de abril del 2002, llegó su primer título ATP al superar 6-4, 7-6 (5) al finlandés Jarkko Nieminem en la final de Estoril. En toda su carrera levantó 11 títulos, cuatro de ellos sobre polvo de ladrillo. Ya en octubre de esa misma temporada sumó su segundo título al vencer en la final de Basilea al chileno Fernando González.

3- Claro que entre esas dos conquistas, vivió un torneo inolvidable: en Wimbledon de aquel 2002 llegó hasta la final, cayendo en el All England ante Lleyton Hewitt, número uno del mundo. Recién en 2013 otro argentino superó los cuartos en el césped: Juan Martín Del Potro.

4- Y en septiembre, junto a Lucas Arnold, derrotaron a Marat Safin y Yevgeny Kafelnikov 6-4, 6-4, 5-7, 3-6 y 19-17. Jugaron seis horas y 20 minutos en lo que era, en ese momento, el partido de dobles más largo de la historia de la Copa Davis.

5- El tenis argentino marcó otro hito en Hamburgo 2003 cuando se dio una estadística jamás repetida: cuatro tenistas de un mismo país llegaron a semifinales de un Masters 1000 (en ese momento Masters Series). David Nalbandian estuvo allí. En el US Open 2003, el cordobés cayó en una dramática semifinal ante el norteamericano Andy Roddick por 6-7 (4-7), 3-6, 7-6 (9-7), 6-1 y 6-3. El cordobés llegó a tercer un match-point, pero no pudo sobreponerse a algunos fallos polémicos. De hecho, muchos aun juran que con ojo de halcón y los challenges actuales no hubiera perdido.

6- Roland Garros 2004 también fue histórico para el tenis argentino. Y David Nalbandian estuvo en otra semifinal de Grand Slam cediendo solo con Gastón Gaudio, luego campeón. Ese año, también fue finalista del Masters 1000 de Roma y del Masters 1000 de Madrid.

7- En 2005, Nalbandian no pensaba viajar a la Copa Masters si lo tenía que hacer como suplente: su prioridad era pescar con amigos, descansar mentalmente y preparar el 2006. Sin embargo, una vez que le confirmaron que su ingreso sería como titular, cruzó el planeta para estar en Shanghai. Su debut ante Roger Federer fue un buen signo. A pesar del jet lag, tuvo buenos tramos de tenis. Y a partir de ahí fue imbatible, ganando sus dos partidos de grupo y la semifinal sin ceder hasta verse, nuevamente, con Federer. Y fue 6-7 (4), 6-7 (11), 6-2, 6-1 y 7-6 (3) en cuatro horas y 33 minutos.

8 -En enero de 2006, derrotó al francés Fabrice Santoro para llegar a semifinales del Abierto de Australia, para así completar presencia en esa instancia en los cuatro torneos del Grand Slam. Y estuvo muy cerca de más pero Marcos Baghdatis lo venció 3-6, 5-7, 6-3, 6-4 y 6-4. Nalbandian siguió rindiendo en los grandes torneos y otra muestra fue Roland Garros de ese mismo año. Allí también alcanzó semifinales pero tuvo que abandonar por lesión en los abdominales cuando cedía 3-6, 6-4, 5-2 ante Roger Federer.

9- El cierre de 2007 de David Nalbandian fue increíble. Arrasó en los Masters 1000 de Madrid y París 2007 quedándose con ambos títulos y con triunfos ante Rafael Nadal, Novak Djokovic y Roger Federer. Sí, venció a los tres en semanas consecutivas. Inolvidable.

10- En el último tramo de su carrera los problemas físicos eran una constante pero tuvo su prioridad: la Copa Davis. Un ejemplo se dio en Estocolmo 2010 cuando llevaba nueve meses fuera de las canchas por una lesión de cadera y posterior lesión el aductor de la pierna derecha en el ATP de Buenos Aires y, a pesar de no estar en la nómina original, terminó llegando a Estocolmo el día jueves para terminar jugando (y ganando) el sábado y domingo. Su récord en Copa Davis fue 39-11 con tres finales disputadas.