<
>

La firma de Checo Pérez con Red Bull en Abu Dhabi y otros detalles de la novela

play
Checo Pérez: 'Mi objetivo no es el podio, es ganar el campeonato' (1:37)

El piloto mexicano Checo Pérez confía que su auto de Red Bull le puede abrir la oportunidad por fin de ganar el título de la Fórmula 1. (1:37)

El 13 de diciembre de 2020, Sergio 'Checo' Pérez terminó abruptamente el Gran Premio de Abu Dhabi con una falla mecánica, lo cual marcó el fin de su historia con Racing Point. Pero ese mismo día estampó su firma en el contrato que le abriría una puerta más grande: Red Bull Racing.

Ésta es la historia.

Ese día, las redes sociales que todo lo desnudan --amén de los que se quitan la ropa en ellas voluntaria y literalmente-- mostraron una amigable fotografía entre los protagonistas de la saga más tensa de la temporada y del mercado de pilotos: Checo Pérez y Sebastian Vettel.

El alemán perdió su asiento en Ferrari y eso provocó indirectamente que Racing Point, al contratarlo, dejara momentáneamente sin trabajo al mexicano.

El resto de la novela la conocemos. Vettel es piloto de Aston Martin y Checo Pérez, de Red Bull, pero ese 13 de diciembre su foto revelaría, cinco días después, que la firma con el equipo austriaco fue justamente en el Yas Marina Hotel, luego del Gran Premio.

La mencionada foto en la cuenta de Instragram del volante jalisciense lo mostraba en el momento de intercambiar cascos con Vettel. Checo traía una playera gris oscuro de manga larga y pantalón verde.

El 18 de diciembre se hizo el anuncio del fichaje del tapatío con RBR y la gráfica para celebrarlo en la misma cuenta fue la del día de la firma con la misma ropa, pero ahora acompañado por Christian Horner (director) y Helmut Marko (asesor) de Red Bull.

Todos hicimos la misma conjetura en ese momento, pero nadie lo confirmó. Tres meses después ESPN le preguntó en entrevista vía Zoom a Checo si ese día estampó la firma, le dijimos que todos notamos el detalle de la ropa y le pedimos que confirmara el hecho. No lo negó, dio un poco de vueltas pero su respuesta fue un largo "sí" disfrazado.

"Puede ser que no me haya bañado o que no haya lavado la ropa, lo dejo a tu imaginación, pero fue por esos días", dijo con una gran sonrisa en la boca que casi salía de cuadro en la videoconferencia.

Un par de personas que estuvieron en Abu Dhabi ese fin de semana confirmaron a ESPN que Sergio Pérez, Christian Horner y Helmut Marko se hospedaron en el Yas Marina Hotel y que el domingo por la noche se vio mucho movimiento en una de las suites de ese alojamiento.

El reportero debe insistir, así que de nuevo se le pidió que relatara algo, pero aunque alegó motivos legales, su respuesta confirmó el hecho indirectamente.

- Déjame insistir en eso, incluso tu esposa Carola andaba por ahí, ¿se firmó ahí?

"Fue por esas fechas, es algo que por temas personales del equipo no puedo compartir, pero tampoco hay que ser un genio para saber que fue por esas fechas. El anuncio se dio el viernes (siguiente), fue por ahí”.

Los testigos de la firma tan esperada en el contrato que ya estaba listo pero aún no se daba fueron Luis Álvarez, asistente de Checo y la esposa del piloto, Carola Martínez. De hecho, hay quien vio a Carola por los pasillos con papeles en la mano, pero su presencia es muy discreta y poco conocida para mucha gente en el paddock.

Incluso, la fotografía que se publicó el viernes 18 de diciembre en Instagram fue tomada por ella, fiel testigo de todo y obviamente incondicional de Checo.

Esto echa abajo las versiones de que la firma ya se había dado antes de Abu Dhabi. Hasta ese domingo todo era estrés e incertidumbre.

Una vez signado el contrato, Checo no compartió la noticia con nadie más allá de Luis y Carola. Su equipo cercano, sus hermanos, padres y sobrinos estaban en ascuas. Llegó incluso a darles mensajes pesimistas sobre su futuro, pero su proceder no era el de un hombre que se fuera a quedar sin trabajo.

En Guadalajara disfrutó de su familia, jugó golf y un poco con los sentimientos de los suyos, pero no podía adelantar nada, por compromiso legal con Red Bull, la noticia no se podía filtrar.

El jueves en la noche, cenó con su familia y les dijo todo, apenas unas horas antes del anuncio de Red Bull.

El resto es de dominio público.