<
>

Max Verstappen perdió la pole para el GP de Portugal, por una sanción

play
Max Verstappen explotó de bronca con su tercer lugar en Portugal (1:55)

El neerlandés de Red Bull no ocultó su enojo por el error que cometió en su primera salida de la Q3 y que comprometió su resultado final. (1:55)

Mad Max siente que la pista no ha mejorada en nada; perdió la posición de privilegio por centímetros que le costaron una penalización de FIA

El holandés Max Verstappen no ocultó su frustración tras obtener el tercer lugar de la parrilla de salida para el Gran Premio de Portugal, donde no logró igualar lo hecho por los Mercedes debido a que en la tercera tanda vio su mejor tiempo borrado al salir de la pista, una maniobra que le hubiera dado la primera posición.

Luego de la calificación el piloto de Red Bull estaba realmente a disgusto y lo demostró con un par de gestos: Primero al extender su mano y pedir no ser grabado cuando hablaba con el mexicano Sergio Checo Pérez; posteriormente al sentarse solo y molesto luego de la tarde que vivió en Portimao.

Max registró en el cronómetro un tiempo de 1:18.209, un tiempo que le hubiese dado la pole, pero tras la revisión los comisarios se percataron que el joven piloto salió en la curva 4, una de las partes del trazado que son penalizadas si no se cumple con el límite de pista impuesto por FIA.

Esos centímetros en los que Verstappen superó las demarcaciones del trazado fueron la diferencia entre un anhelado primer puesto de salida a la segunda línea de partida, la cual compartirá con Checo Pérez.

El tiempo de Verstappen y que no fue considerado fue más rápido que el obtenido por Valtteri Bottas, quien buscará defender su lugar después de registrar 1:18.348, mientras que Hamilton concluyó con un 1:18.355.

"Tuvimos el tiempo de vuelta para ponerlo en la pole hoy, así que es un poco frustrante tener que conformarnos con la segunda fila de la parrilla. Max y Checo hicieron un buen trabajo manejando las condiciones de viento y ambos comenzarán con el neumático medio, lo que nos da buenas opciones de estrategia para la carrera de mañana. Esperemos que tengamos un buen lanzamiento y una carrera limpia para hacer la vida más difícil a los dos Mercs que van delante", señaló el director deportivo de Red Bull, Christian Horner.

"Ha sido muy difícil hoy. La primera vuelta de la Q3 fue buena, pero tuve un momento de despiste en la cuarta curva y me salí de la pista", declaró Max Verstappen.

Con desilusión aceptó que estaba confiado en imponerse a los Mercedes. “Confiaba en que podíamos hacer una buena vuelta, pero en el último sector tenía un coche por delante, sobre todo en las dos últimas curvas. Tengo poco agarre y el viento es muy traicionero”.

Como Checo Pérez, Mad Max tampoco está contento con la evolución –o más bien involución- de la pista portuguesa.

“Antes de que llegáramos aquí el año pasado, este circuito todavía estaba en mi top 3, pero luego reemplazaron el asfalto. Lo siento mucho. Por supuesto que es lo mismo para todos, pero ya no disfruto pilotar aquí".