<
>

Campeones Rams dejarán la corona

play
Sin varios elementos clave, Rams logran dar pelea a Seahawks (1:57)

Con sus principales estrellas fuera por lesión, los Rams, que hace un año vivían otra realidad, cayeron ante Seattle. (1:57)

Los vigentes campeones, Los Ángeles Rams, no podrán defender su título obtenido la temporada anterior. Este domingo, Rams se llevó su sexta derrota consecutiva, en esta ocasión a manos de Seattle Seahawks por 27-23 y tienen marca de apenas tres victorias por nueve derrotas con cinco fechas en la campaña regular por jugarse.

“Felicidades a Seahawks y a su entrenador Pete Carroll por el triunfo. Estoy orgulloso de mi equipo por seguir luchando ante las adversidades. No nos hemos llevado las victorias, pero es evidente que hay progreso. Hay cosas en las que podemos seguir construyendo. Es un reto (estar en esta situación), pero es donde un verdadero crecimiento puede ocurrir”, señaló el coach Sean McVay tras la derrota.

Quién hubiera pensado que, para iniciar el mes de diciembre, los Rams estarían con tal marca negativa, además, sin su quarterback titular, Matthew Stafford, su estelar receptor Cooper Kupp, ni tampoco su líder en la defensa, Aaron Donald.

Matthew Stafford “lo más probable” es que su temporada esté terminada, confirmó McVay, pues sufre una contusión en la médula espinal, mismo caso del MVP del Super Bowl LVI, Cooper Kupp, quien fue intervenido quirúrgicamente del tobillo; ambos fueron puestos en la lista de lesiones. En el caso de Aaron Donald, sufrió un esguince en el tobillo y por primera vez en sus nueve años de carrera, se perdió un partido por lesión. Se espera que pueda regresar en dos semanas.

“Esta es la época de mayores retos que me ha tocado pasar como entrenador. Estoy agradecido porque es cuando te fuerzan a mostrar todo eso que predicas”, dijo McVay, el entrenador en jefe más joven en ganar un Super Bowl.

Los Rams no la han pasado bien con las lesiones, por lo que se han visto obligados a reinventar su defensiva, línea ofensiva y echar mano de jóvenes armas al ataque. Los angelinos apostaron todo a ganar el Super Bowl que se jugó en su casa en 2022 con una fuerte inversión y contratación de agentes libres probados en NFL. La apuesta rindió frutos pues logran el ansiado trofeo Vince Lombardi, pero ahora, el proceso de reestructuración llevará un poco de tiempo. Más si consideramos que no cuentan con selecciones de primera ronda en el Draft debido a los canjes que hicieron.

De hecho, los Rams no han tenido selecciones en la primera ronda del Draft por seis años consecutivos. El 2023 marcará su séptimo año sin selecciones de primera ronda. Sus últimos dos picks (2022 y 2023) fueron a los Detroit Lions como parte de la negociación por el mariscal de campo, Matthew Stafford. Pese a eso, el conjunto angelino ha encontrado maneras de tener éxito.

“Estos momentos te hacen cuestionarte si está realmente fuerte tú base como pensabas, llega un momento de reflexión”, dijo el entrenador en jefe angelino.

Pese a la derrota ante Seattle, el momento emotivo del partido se dio en la segunda mitad para el veterano defensivo, Bobby Wagner, quien logró una intercepción ante su ex equipo, Seahawks. Wagner logró quedarse con el balón tras un pase corto de Geno Smith hacia Jones; la jugada fue revisada por los oficiales y se mantuvo la intercepción.

“Bobby (Wagner) es un gran jugador. Su liderazgo y consistencia a la excelencia, eso es en lo que realmente se mide (la grandeza). Queríamos regalarle como equipo un triunfo hoy, pero nos quedamos cortos”, finalizó McVay.

Con el triunfo de Seattle, los dirigidos por Pete Carroll se mantienen en la pelea por postemporada, mientras que Rams, buscará cerrar dignamente la campaña; por lo pronto tendrán una semana corta pues el jueves reciben a Las Vegas Raiders en SoFi Stadium.