<
>

Equipos ecuatorianos iniciaron entrenamientos a puerta cerrada

Quince de los dieciséis equipos de la primera división de Ecuador han comenzado este miércoles entrenamientos por turnos, en lo que supone el pistoletazo inicial de cara a la reanudación del fútbol en Ecuador.

El único equipo que reportó mantenerse a un costado de la cancha es el campeón vigente, el Delfín de Manta, que sólo realizó el martes los controles epidemiológicos exigidos por las autoridades para reanudar actividades deportivas.

"El protocolo es claro. Debemos esperar hasta 48 horas para conocer los resultados de las pruebas y decidir cómo procederemos", dijo Marino Vélez, de su departamento de prensa.

El plan de entrenamientos de Delfín "para evitar que los futbolistas se contagien en el ir y venir desde sus domicilios hasta el sitio de entrenamientos, será concentrarse durante dos semanas en un complejo deportivo fuera de Manta" desde el próximo jueves.

Los equipos de la primera división ecuatoriana han comenzado a prepararse después de una autorización del Comité de Operaciones de Emergencia, que debe aprobar también las condiciones del reinicio del campeonato, probablemente, desde el próximo 17 de julio.

Los entrenamientos han comenzado bajo estrictas medidas sanitarias por la pandemia del coronavirus, que se ha cobrado las vidas de 3.720 personas en Ecuador, un país donde los contagios ascienden a 44.440.

El Independiente del Valle, campeón de la última edición de Copa Sudamericana, comenzó sus actividades bajo la vigilancia del técnico español Miguel Angel Ramírez, que dividió a la plantilla en tres grupos para cumplir con los protocolos sanitarios.

Ante la expectativa de periodistas y fotógrafos, su departamento de prensa notificó que fotografías y vídeos serán proporcionados, pero que el acceso de reporteros sigue prohibido por medidas sanitarias.

Entretanto, la Liga Pro, organizadora por segunda temporada del torneo profesional, comunicó que se han efectuado 950 exámenes para precisar la realidad sanitaria de los futbolistas, cuerpos técnicos y auxiliares de campo, que serán los únicos autorizados para ingresar a los sitios de entrenamientos.

En mayo pasado, Emelec reportó que ocho personas de su staff dieron positivo, pero "nada grave", sin precisar si entre ellos había futbolistas y o miembros del cuerpo técnico.

Liga de Quito indicó que "se tuvo un caso de un colaborador"; el Aucas de Quito, también tiene "un caso de un colaborador" y ocho casos en los equipos de Ambato.

El presidente de la Liga Pro, Miguel Angel Loor, aseguró que en el futuro se producirán sin duda "casos positivos, pero no es (razón) para alarmarse".