<
>

A puro récord, Bagnaia sorprendió a todos y logró la pole de MotoGP

El italiano Francesco "Pecco" Bagnaia (Ducati Desmosedici GP21) "destrozó" el récord del circuito de Qatar al conseguir su primera "pole position" desde 2015, que casi todos esperaban fuese a manos del australiano Jack Miller, su compañero de equipo, pero que al final saldrá desde la quinta plaza en la formación de salida para el Gran Premio de Qatar de MotoGP que este domingo se disputa en el circuito de Losail.

Bagnaia fue el único en romper la barrera del minuto y 53 segundos al rodar en 1:52.772, 266 milésimas de segundo más rápido que su inmediato perseguidor, el francés Fabio Quartararo y con 316 sobre el español Maverick Viñales, los dos pilotos oficiales de Yamaha, marca que había dominado la clasificación en los últimos cuatro grandes premios.

Si hubo alguna noticia durante los cuartos entrenamientos libres previos a las clasificaciones de MotoGP, fue el hecho de que el francés Johann Zarco literalmente pulverizó el récord de velocidad máxima en moto al rodar en 362,0 km/h. en la recta con su Ducati Desmosedici GP21, aunque con cierto truco pues para conseguir su objetivo tuvo que recurrir a salirse de pista a final de recta ante la imposibilidad de frenar a tiempo para meter la moto en la primera curva del trazado catarí.

Pero Zarco logró también su segundo objetivo, ya que en la siguiente vuelta marcó el mejor tiempo con un registro de 1:54.324 en unos entrenamientos en los que se suele trabajar para conseguir el mejor ritmo de carrera, pero tuvo que entrar en su taller instantes después al romper algunas piezas de fibra de carbono en su salida a la grava de la curva uno.

Sólo Maverick Viñales, en los minutos finales, puedo batir el registro de Johann Zarco al rodar en 1:54.106 ya con la bandera de cuadros ondeando sobre la recta de meta.

El campeón del mundo en título, el español Joan Mir (Suzuki GSX RR) tenía que afrontar su particular reto al ser el único de los principales pilotos de la categoría que no había logrado el objetivo de pasar directamente a la segunda clasificación y con esa responsabilidad salió al asfalto catarí para enmendar en quince minutos lo que no pudo hacer en el resto de tandas de pruebas.

Mir logró su objetivo prácticamente en la primera vuelta al rodar en 1:54.036, pero por detrás de él le superó el también español y debutante en la categoría Jorge Martín, quien al manillar de la Ducati Desmosedici GP21 de la escudería Pramac rodó en 1:53.840, si bien en su siguiente vuelta recuperó la posición con 1:53.765 el campeón del mundo en título.

Pero aún hubo más sorpresas en la primera clasificación pues en el minuto final el campeón del mundo de Moto2, el italiano Enea Bastianini (Ducati Desmoseidici GP20) batió a Joan Mir al rodar en 1:53.733 y por cinco milésimas de segundo (1:53.728) instantes después el español recuperó la primera plaza, mientras que Jorge Martín se fue por los suelos cuando estaba en parciales de vuelta rápida y el japonés Takaaki Nakagami (Honda RC 213 V) aprovechó ese último giro para ponerse líder y dejar fuera de la Q2 a Bastianini.

Con Nakagami y Mir "calientes" desde la primera clasificación, comenzó la segunda, en la que nadie quiso perder tiempo para salir, con una estrategia a dos paradas de casi todos los pilotos y el español Pol Espargaró (Repsol Honda RC 213 V) fue el referente inicial con un registro de 1:54.775, pero su registro no era demasiado bueno y eso quedó claro rápidamente.

El italiano Francesco "Pecco" Bagnaia (Ducati Desmosedici GP21) rodó en 1:53.273 y ese sí que era ya un registro digno de tenerse en cuenta con 65 milésimas de ventaja sobre el francés Fabio Quartararo (Yamaha YZR M 1), al que superó por milésimas de segundo Franco Morbidelli, pero lo mejor estaba por llegar.

Tras ellos, como un misil, rodaban el australiano Jack Miller (1:53.215) y el francés Quartararo (1:53.038), que estableció un nuevo récord absoluto del trazado en la categoría tras batir el 1:53.380 que desde 2019 tenía Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V), que se encaramaron a las primeras posiciones sin siquiera haber entrado en sus talleres a cambiar de neumático.

Morbidelli fue el primero en hacerlo cuando era quinto, cambió el neumático trasero mientras sus mecánicos intentaban mantener caliente el delantero y, tras él, entraron a talleres todos sus rivales para realizar una operación parecida ya que casi todos optaron por cambiar el neumático trasero, salvo Maverick Viñales, manteniendo casi todo el delantero desde la anterior tanda.

Y Maverick Viñales demostró que su elección había sido acertada pues marcó un 1:53.124 que le situó tras Fabio Quartararo, aunque detrás venía Francesco Bagnaia, que se convirtió en el primer piloto en bajar del minuto 53, al rodar en 1:52.772, un "tiempazo" que nadie pudo batir.

Con él en la primera línea, concluyeron Quartararo y el italiano Valentino Rossi (Yamaha YZR M 1), que logró su tiempo a rebufo de Bagnaia, aunque ya con la bandera de cuadros ondeando en la recta de meta Viñales recuperó la primera línea y dejó fuera al veterano italiano, quien hubo de conformarse con la segunda línea, al lado de Jack Miller y Johann Zarco.

La tercera línea fue para Franco Morbidelli y los españoles Aleix Espargaró (Aprilia RS-GP) y Alex Rins (Suzuki GSX RR), con el campeón del mundo Joan Mir, décimo, por delante de Takaaki Nakagami y Pol Espargaró.