<
>

La exitosa racha del tenis latinoamericano en los Juegos Olímpicos

play
Djokovic sin medalla, Bencic de Oro y dos brasileñas hacen historia (1:45)

Daniel Orsanic resume la penúltima jornada del tenis olímpico en Tokio. (1:45)

Gracias a la medalla de Bronce conseguida por las brasileras Luisa Stefani y Laura Pigossi, el tenis latinoamericano obtiene al menos una medalla al igual que en los últimos cinco Juegos Olímpicos. Desde Atenas 2004 hasta Tokio 2020, como mínimo un jugador de la región ha subido al prestigioso podio de tenis.

Stefani y Pigossi, que ocuparon el último cupo de clasificación al cuadro principal de dobles femenino en Tokio 2020, sorprendieron a propios y extraños con su obtención de la medalla de Bronce. De todas maneras, se puede decir que han continuado con esta tradición latinoamericana que ya consta de 17 años.

En Atenas 2004 uno de los grandes protagonistas fue, sin dudas y más allá del tenis, el chileno Nicolás Massú. El actual entrenador de Dominic Thiem ganó el Oro en singles y dobles. En individuales derrotó en la final a Mardy Fish y en duplas se coronó junto a Fernando González, quien a su vez se llevó el Bronce en sencillos tras vencer a Taylor Dent. En tanto, las argentinas Patricia Tarabini y Paola Suárez (campeona de 3 Majors ese año) se destacaron con el Bronce en dobles femenino. Un total de cuatro medallas para esta parte del continente.

Chile fue el encargado de estirar el éxito en Pekin 2008: El Bombardero de la Reina, esta vez, se llevó la de Plata luego de caer en la final ante Rafael Nadal. En el césped del All England, recinto en donde se desarrolló el tenis en Londres 2012, el argentino Juan Martín del Potro se coló en el podio y se adjudicó el Bronce con una gran victoria ante Novak Djokovic. Previamente había caído, en un histórico partido de más de cuatro horas versus Federer en semis.

Los Juegos se mudaron a Río de Janeiro en 2016 y claro, en estas tierras la alegría volvió a llegar por partida doble. Monica Puig, de Puerto Rico, se alzó con el primer Oro en la historia de su país contra todo pronóstico. En la definición le ganó a Angelique Kerber, que ese año fue número uno del mundo. El otro en hacer historia allí volvió a ser del Potro, que subió la vara y por ese entonces se colocó la de Plata. En el caminó tachó a Djokovic y Nadal, antes de ceder ante Andy Murray en la batalla por el primer lugar.

Este año en Tokio, como ya se mencionó, las destacadas fueron Stefani y Pigossi. En París 2024, y por primera vez en polvo de ladrillo, los latinoamericanos intentarán que esta fantástica seguidilla cumpla dos décadas.