<
>

La evolución de Schwartzman en contexto

play
¿Cómo es el jugador ideal de Diego Schwartzman? (2:14)

El Peque armó su tenista perfecto, en un IG Live con Chela. (2:14)

El tenis mundial en plena cuarentena invita a actualizar y revisar datos dejando de manifiesto el crecimiento de algunos jugadores en un contexto histórico. Es el caso de Diego Schwartzman quien, a base de regularidad, se está instalando como uno de los mejores tenistas argentinos de todos los tiempos.

“Miro mucho las estadísticas, soy bastante fanático en general. Tanto en el deporte, como en la economía, en la salud, en la limpieza, en todo. Me baso mucho en las estadísticas. Las miro y confío. Observo, trato de saber. Creo que es buen punto para analizar un montón de cuestiones”, asume ante ESPNTenis.com el propio Schwartzman quien, lejos de tomarlo como punto de distracción, lo capitaliza para motivarse. “A Juan (Chela, su entrenador) también le gustan. Somos parecidos en el análisis y lo tratamos de usar a mi favor”.

Dicho esto, por su llegada a octavos de final en el último Abierto de Australia alcanzó los 32 festejos en torneos del Grand Slam, superando a Juan Mónaco (31) y pasando a ser el 12° hombre más ganador entre sus compatriotas. Además, quedó al borde de la línea de José Luis Clerc y de Enrique Morea (33) y a dos de Leonardo Mayer (34), que también puede seguir sumando.

Justamente en M1000, el nacido en Buenos Aires hace 27 años acumula 30 triunfos y sí sobrepasó al correntino (26). Para estar entre los 10 más ganadores deberá alcanzar a Agustín Calleri y José Acasuso (34 victorias ambos), con Mariano Zabaleta (38) también muy cerca.

"Tiene mucho por delante, es muy joven y físicamente es muy sano", dice Calleri, que superó las 200 victorias ATP y supo ser 16° del mundo. "Es muy profesional, el hecho de prácticamente no tener lesiones hará que siga creciendo. Es muy regular. Su servicio lo contrarresta con devolución y buena movilidad. Es completo", cierra el hoy Presidente de la Asociación Argentina de Tenis.

Más allá de lo relativo que es comparar diferentes épocas, cabe recordar que esta última estadística incluye desde la temporada 1989, año de la creación de la Championship Series (luego Súper 9 y más tarde Masters Series) pero no así los Grand Prix Championship Tour Series (1970-1989).

“Diego es fuerte mental y físicamente. Sabe aprovechar cuando es cabeza de serie y desgasta a los rivales”, cuenta Mónaco, ganador de 9 títulos ATP en 21 finales y en 2012 fue Top 10 (como otros 10 varones argentinos en single durante la Era Abierta). “Ojalá que me pueda pasar en todo, yo lo quiero como un hermano. El ranking no es más que un número pero ya tiene nivel para meterse ahí”, afirma quien ganó 344 encuentros en el circuito, solo superado por Guillermo Vilas (929), Juan Martín Del Potro (439), David Nalbandian (383) y el propio Clerc (373). 80 de ellos, Mónaco los ganó a nivel Masters 1000 (tercero en este listado).

Globalmente, acumulando todos los torneos de nivel ATP, el Peke, campéon de Estambul 2016, Río 2018 y Los Cabos 2019 (además de 8 Challengers) suma 152 festejos, y se metió entre los 20 albicelestes más vencedores luego de aventajar a Alberto Mancini (148) y quedando muy cerca de Franco Davin (153) y Franco Squillari (155).

Precisamente, el surgido en Deportes Racionales fue el último albiceleste en quedar al borde de los 10 mejores del mundo (Squillari fue undécimo en 2000, lugar que Schwartzman tocó por primera vez en junio de 2018): “Hoy tiene un ranking que lo avala para seguir ganando mucho más. Con la regularidad que tiene, puede ser Top 10 aunque nunca es fácil. Ojalá que lo logre porque es un referente del tenis argentino”.