<
>

Recordamos 'La Reyerta en Montreal' a 40 años de Sugar Ray Leonard-Roberto Durán I

play
'Sugar Ray' vs. 'Mano de Piedra', intercambio de golpes desde el 1er round (2:51)

Ray Leonard y Roberto Durán protagonizaron uno de los grandes combates en la historia del boxeo cuando el 20 de junio de 1980 se subieron al ring en Montreal, Canadá. El panameño se llevó la victoria en una cerrada decisión unánime. (2:51)

El 20 de junio de 1980, Roberto ‘Mano de Piedra’ Durán ganó el título de peso wélter del CMB al derrotar a Sugar Ray Leonard por decisión unánime en 15 rounds cerrados.

La pelea tuvo lugar en el Estadio Olímpico de Montreal.

El panameño Durán entró a la pelea con marca de 71-1, después de una larga carrera en la división de peso ligero. Durán se trasladó a la división de peso wélter después de que dejó vacante su título de peso ligero del CMB y la AMB en 1978.

Por su parte, Leonard estaba invicto en 27-0, y hacía la segunda defensa de su título wélter del CMB.

De acuerdo a CompuBox, Durán aterrizó más golpes totales que Leonard, 315-273. Leonard tiró 50 golpes por asalto, mientras conectaba 18. Durán lanzó 60 por asalto, conectó 21 y ganó por decisión unánime 145-144, 148-147, 146-144.

Durán y Leonard se enfrentarían dos veces más en 1980 y 1989. Leonard vengó la primera derrota de su carrera con un nocaut técnico (‘No Más’) en noviembre de ese año y ganó por decisión unánime nueve años más tarde.

MÁS: ¡Felicidades, Roberto! Manos de Piedra Durán cumple 69 años

Antes de la pelea

Conocida como "La Reyerta en Montreal", la pelea recibió mucho bombo en los medios. Esta fue la primera pelea de Leonard de vuelta en Montreal desde 1976, cuando ganó su oro olímpico. Su personalidad llamativa y comerciabilidad ya lo había hecho un nombre reconocido.

Leonard ganó su cinturón de campeón del CMB después de noquear a Wilfred Benítez en noviembre de 1979 y lo defendió contra Dave Green con un nocaut en el cuarto asalto en 1980.

Durán desarrolló una reputación como un dinámico noqueador en la división de peso ligero. Él unificó los títulos de la AMB y del CMB en el peso ligero en 1978 después de noquear al campeón del CMB Esteban De Jesús. Duran dejó vacante los títulos el próximo año para subir al peso wélter.

Durante la rueda de prensa previa al combate, Duran insultó repetidamente a Leonard para sacarlo de ritmo. Esto llevó a Leonard a decirle a los medios que "iba a matar" Duran durante su pelea.

La pelea

Angelo Dundee, entrenador de Leonard, aconsejó a sus peleador a boxear inteligentemente contra Durán. Leonard, conocido por sus movimientos rápidos y destreza de boxeo, eligió irse golpe a golpe con Durán, pero eso favoreció el golpeador panameño. En los primeros asaltos de la pelea, Durán arrinconó repetidamente Leonard y lo obligó a ir a las cuerdas. Durán castigó a Leonard con golpes al cuerpo y parecía tener el control durante la primera mitad de la pelea.

La marea se viró lentamente para Leonard alrededor del décimo asalto cuando comenzó a pelear más a su estilo natural y Duran comenzó a fatigarse. En el próximo asalto, sin embargo, Leonard se retiró de nuevo a las esquinas y pasó más de la mitad del round contra las cuerdas. Los tres últimos asaltos fueron un toma y dame de golpes en donde ambos aterrizaron fuertemente, pero ninguno de los dos cedió. La decisión posterior a la pelea dejó confusión debido a un error de puntuación de un juez, pero Durán ganó por decisión unánime 145-144, 148-147, 146- 144.

Los números

Durán fue el agresor temprano y con frecuencia durante la pelea. Él acorraló constantemente a Leonard y lo mantuvo contra las cuerdas, aterrizando golpes de poder, mientras que su oponente estaba estancado. Leonard promedió cinco jabs menos (3) por asalto en esta pelea que en sus otras 16 seguidas por CompuBox.

Leonard hizo ajustes más adelante en la pelea, pero Durán acumuló una gran ventaja desde el principio. En un momento en el tercer asalto, Leonard estuvo contra las cuerdas durante 30 segundos y recibió 17 golpes.

Después de la pelea

La derrota fue la primera de la carrera de Leonard y un momento decisivo también. Leonard ganó un poco de respeto por su voluntad de pelear al estilo de Durán, pero también perdió porque él peleó a la fortaleza de su oponente.

Por otro lado, fue sin duda la victoria más importante de la carrera legendaria de Durán. La pelea fue una de las muchas batallas entre los mejores peleadores de la época (Durán, Leonard, Thomas Hearns, Marvin Hagler). Durán y Leonard pelearían en dos ocasiones más, una en noviembre de 1980 y de nuevo en diciembre de 1989.

MÁS: Sugar Ray Leonard, ídolo de una generación, cumple 64 años