<
>

49ers: Jimmy Garoppolo tiene en sus manos la posible salvación del coach Kyle Shanahan y del gerente general John Lynch: Repetición Instantánea

play
Los Puntos Finos del Domingo de NFL (2:15)

Tua Tagovailoa calla a críticos en el juego menos esperado; los Cowboys ganan sin Dak Prescott y los Broncos aún no tienen al Russell Wilson que les prometieron. (2:15)

Tarde o temprano, Jimmy Garoppolo sería llamado para tomar el timón de la ofensiva de los San Francisco 49ers, aunque no por la razón por la que realmente esto sucedió y que, irónicamente, podría resultar benéfico para quienes habían relegado a Jimmy G a un segundo plano.

Con sólo dos juegos como titular de experiencia de cara a la temporada 2022, era normal esperar que Trey Lance batallara mientras se acoplara a la responsabilidad de dirigir una ofensiva en la NFL, pero con unos 49ers listos para ganarlo todo, era interesante ver qué tan paciente sería el coach Kyle Shanahan con el pasador de segundo año, pues el coach y el gerente general John Lynch son candidatos a la silla caliente si un talentoso roster de San Francisco no llega lejos en Playoffs.

La fractura que Lance sufrió en el tobillo y que lo hará perder el resto de la temporada, le evitó a Shanahan la necesidad de tomar la decisión de recurrir durante la campaña a Garoppolo, a quien junto con Lynch intentó cambiar sin éxito en el receso de temporada.

Tras no encontrar socios para un canje, Lynch y Shanahan decidieron quedarse con Garoppolo. La decisión de los tres fue acertada y debe trabajar a favor de ellos en lo individual y de los 49ers en lo colectivo.

Es raro que un coach o gerente general en la NFL admitan errores. Por eso es frecuente ver cómo le gritan a sus jugadores en el campo, los cortan al día siguiente de una derrota o despiden a sus asistentes para así tener a un chivo expiatorio por el resultado de sus malas decisiones.

Para Shanahan, mandar a Lance a la banca y darle la titularidad a Garoppolo hubiera significado, sin decirlo, la admisión de un error cometido en conjunto con Lynch.

Garoppolo regresó a la titularidad por un motivo lamentable (nadie nunca desea jugar por la lesión de un compañero) y con él aumentan las posibilidades de que los 49ers lleguen lejos esta campaña. Al final, tiene la experiencia y en su favor está el ayudar a San Francisco a llegar a un Super Bowl (2019) y a una Final de la NFC (2021).

Con Lance al mando, los 49ers estaban en el proceso de encontrar su identidad. Con Jimmy G la tienen; su ofensiva será más sencilla. Sí, Deebo Samuel será usado con frecuencia como corredor, pero San Francisco atacará de forma más convencional por tierra para abrir los espacios en el juego aéreo para Garoppolo.

Al final, es la fórmula que los ha llevado lejos los últimos años y es con la que, irónicamente, Garoppolo puede salvar el pellejo de quienes hace unas semanas querían deshacerse de él, Shanahan y Lynch.