<
>

Los Superclásicos de Tevez ante River y el último gol con Boca

play
Así jugó Carlos Tevez en el Superclásico (3:12)

El Apache metió un gol en tiempo reglamentario, falló algunas definiciones y acertó su penal. (3:12)

Carlos Tevez vivió de manera especial cada Superclásico que jugó. Este año, el último vistiendo la camiseta de Boca Juniors, jugó tres partidos y no perdió en ninguno.

En total, a lo largo de su carrera, Tevez enfrentó a River en 20 ocasiones en partidos oficiales: ganó 5, perdió 7 y empató en 8 oportunidades.

El historial lo deja en deuda, al menos en los números. El propio Tevez reconoció alguna vez que su pasión, el fanatismo por el xeneize, le juega en contra a la hora de estar frente a frente ante el clásico rival.

Sin dudas, uno de los partidos más importantes de la historia de Carlitos ante River es el de la famosa “gallinita” de la Copa Libertadores de 2004.

Boca visitaba a River en el Monumental por el pasaje a la final del torneo continental. En la ida había ganado 1 a 0, pero el local se había puesto en ventaja y el partido iba a los penales.

Sin embargo, cerca del final, el Apache anotó el 1 a 1 y dejó a Boca a un paso de otra definición de Libertadores. El festejo, sacándose la camiseta y moviendo los brazos, imitando a una gallina, fue sancionado con roja por el árbitro Héctor Baldassi.

Luego River empataría sobre la hora con gol de Nasuti, y en los penales Boca ganaría la serie.

Para recordar otro encuentro destacado de Tevez ante River, hay que pasar a la Superliga de 2016/2017. Es cierto: el Apache estuvo muchos años en el exterior y volvió a la Argentina en 2015.

En ese partido, jugado en el Monumental, otra Tevez iba a destacarse con dos goles. Uno aprovechando una mala salida del joven arquero Batalla, para poner el empate 2 a 2, y más tarde con un golazo desde afuera del área que dejó a Boca 3 a 2 arriba. Ricardo Centurión pondría el 4 a 2 definitivo en un Superclásico muy festejado.

Esa tarde, Carlitos declaró: “Volvió todo a la normalidad”. Es que Boca venía de ser eliminado por los Millonarios en la Sudamericana de 2014 y en la Libertadores de 2015. Pero los resultados en los choques siguientes ante River no iban a acompañarlo.

El equipo de Marcelo Gallardo en su histórico ciclo iba a destacarse por las eliminaciones en los mano a mano ante Boca.

La Copa Libertadores de 2018, nada menos que la final, lo tuvo como protagonista. Pero en cuentagotas. Ingresó en La Bombonera, en el choque de ida, pero desde el banco. No pudo ser determinante. Y menos todavía en la revancha jugada en Madrid, donde entró a los 110 minutos de juego del tiempo suplementario, estando Boca abajo en el resultado.

Ese mismo año, unos meses antes, no pudo mostrar su talento en la final que River ganó por la Supercopa Argentina, donde fue titular.

Con Gustavo Alfaro como DT, tuvo revancha un año más tarde. Tevez jugó la serie de semifinales por la Libertadores de 2019. Fue suplente en el Monumental e ingresó en el complemento (Boca perdió 2 a 0), y titular en La Bombonera, donde aportó poco en el triunfo por 1 a 0 que de todos modos no alcanzó para ser finalista.

Tras un 2020 sin Superclásicos, en 2021 jugó tres. El primero, el 2 de enero, lo dejó con una buena imagen: estuvo participativo y le dio la asistencia a Villa para que el colombiano anotara el empate definitivo en el 2 a 2 de La Bombonera.

En marzo último, por la fase regular del torneo Copa Liga Profesional, se dio otro empate: 1 a 1 en este caso, con Carlitos también titular.

play
3:12

Así jugó Carlos Tevez en el Superclásico

El Apache metió un gol en tiempo reglamentario, falló algunas definiciones y acertó su penal.

Para la historia quedará que el último Superclásico de Carlitos fue el 16 de mayo de 2021, por los cuartos de final de la Copa Liga Profesional. Y lo tuvo como protagonista. El Apache anotó el primer gol, tras una polémica jugada donde le cometió falta a Jonatan Maidana cuando ingresaba al área.

Luego quiso cabecear pero conectó el balón con el hombro, y así de todas formas marcó el 1 a 0 parcial (el partido terminó 1 a 1). Ese, en definitiva, fue el último gol de los 94 que anotó con la camiseta de Boca.

Tras el empate de River en los noventa minutos, fueron a los penales y allí convirtió el suyo para el triunfo de Boca (4 a 2) ante su clásico rival. La victoria desde los 12 pasos permitió que el Xeneize eliminara a River y pasara a semifinales, donde luego perdería con Racing.