<
>

Con un gol de Alexis Sánchez, Inter remontó tres goles para empatar ante Benfica

Benfica e Inter de Milán protagonizaron uno de los mejores partidos de la quinta jornada y de toda la fase de grupos de la UEFA Champions League, que tuvo dos partes muy diferentes, con un enorme dominio del local en la primera mitad y de la visita en la segunda.

El conjunto italiano levantó tres goles y empató 3-3, para mantenerse arriba del Grupo D con la Real Sociedad.

Joao Mario adelantó al conjunto portugués con un triplete en el primer tiempo y todo parecía que sería una victoria abultada y cómoda para los de casa, pero el segundo tiempo fue una historia muy diferente.

En el inicio del complemento, Marko Arnautovic puso el primer descuento con algo de suspenso por una intervención del VAR para revisar un posible offside, que finalmente no fue.

Más tarde, Davide Frattesi anotó con una muy buena volea, tras un centro preciso de Acerbi para colocar el 2-3, que ya generaba incertidumbre en el estadio.

Luego llegó una de las polémicas de la noche con un penal para Inter, por un leve toque de Nicolás Otamendi sobre Thuram que se decidió tras una larga revisión vía VAR que se mantenía el penal. Alexis Sánchez lo cambió por gol y puso el 3-3.

Benfica recibió aún peores noticias con la expulsión de Antonio Silva por una falta durísima, también luego de la intervención de la tecnología.

En el final, Inter estuvo muy cerca de conseguir una victoria histórica, pero el palo le negó el cuarto a Nicolo Barella.

En la última jornada, Inter recibe a Real Sociedad para definir el líder del grupo, mientras que Benfica tiene una pequeña ilusión de clasificar a la Europa League, aunque deberá golear al Salzburgo como visitante.