<
>

Barcelona vuelve a semis de Libertadores: similitudes y diferencias con 2017

Damián Díaz estuvo en 2017 y estará hoy Getty Images

Después de cuatro años, Barcelona SC regresa a las semifinales de la Copa Libertadores y esta vez intentará ante Flamengo que la historia sea diferente a la del encuentro contra Gremio en 2017.

Entre 2017 y su anterior participación en semis habían pasado 19 años. Ahora, la espera fue mucho más corta. El equipo de Guayaquil se coló entre tres brasileños e irá por el batacazo ante Fla, el gran favorito por nombres y antecedentes.

La primera gran similitud entre ambas campañas es el camino recorrido hasta esta instancia. En 2017 y en 2021 tuvo que enfrentar a rivales de gran importancia. De hecho, en los dos torneos eliminó a varios campeones de América.

Estudiantes de La Plata y Atlético Nacional cayeron con Barcelona en la fase de grupos 2017 y Santos y Boca Juniors lo hicieron en 2021. En octavos derrotó a Palmeiras y a Vélez Sarsfield y en cuartos a Santos y a Fluminense. A la gloria no se llega por un camino de rosas.

Otra coincidencia es la dificultad del rival de semis y el entrenador del mismo. En 2017, Gremio había sido el tercer mejor equipo de la ronda de grupos y venía de superar a Godoy Cruz y a Botafogo sin perder ningún partido en esas instancias. Tenía una columna vertebral muy firme con Marcelo Grohe en el arco, Pedro Geromel en la defensa, Arthur en el mediocampo y Luan en la delantera y un técnico que había aprendido como jugar la Copa: Renato Gaúcho.

Hoy, Renato también dirige a Flamengo y llegó hace pocos meses con el único objetivo de ser campeón de América. Su equipo es menos sólido desde lo colectivo pero tiene muchas más respuestas individuales. Perdió muy pocos elementos del campeón 2019 y sumó nombres de primer nivel, como David Luiz, Andreas Pereira y Kenedy.

Barcelona sí cambió su plantel. De los once que jugaron la revancha contra Gremio y ganaron 1-0 en Porto Alegre, solo siguen en el plantel Damián Díaz, todavía más determinante, Pedro Pablo Velasco y Matías Oyola. El entrenador también cambió: Fabián Bustos está en el lugar de Guillermo Almada.

La diferencia más grande es un deseo para el Torero: que el resultado final sea opuesto para de esa manera jugar su tercera final de América.