<
>

Barcelona anuncia la llegada de Pjanic

play
La operación Arthur-Pjanic favorece financieramente por igual tanto al Barça como a la Juve (1:41)

Jordi Blanco explica los aciertos financieros por parte de ambos clubes con la operación de Pjanic y Arthur. (1:41)

BARCELONA -- El Barcelona anunció este lunes, con apenas 90 minutos de diferencia, el traspaso de Arthur Melo a la Juventus y el fichaje posterior de Miralem Pjanic, procedente del club italiano y por quien pagará 60 millones de euros fijos más unos variables de otros 5 millones.

El centrocampista bosnio, de 30 años y que se incorporará a la disciplina azulgrana al concluir este curso, firma contrato por las próximas cuatro temporadas y tendrá una cláusula de rescisión de 400 millones de euros.

La Juve, en la nota oficial en que especificó conjuntamente las dos operaciones, cifró en 41.8 millones de euros su beneficio con el traspaso de Pjanic, que se convertirá en el segundo futbolista bosnio en la historia del Barça, después del delantero Meho Kodro, quien procedente de la Real Sociedad solo permaneció en el Camp Nou durante la temporada 1995-96.

Pjanic, que fichó por la Juventus en el verano de 2016 procedente de la Roma por 32 millones de euros, comenzó su carrera profesional en el Metz en la temporada 2007-08 y un año después fue transferido al Olympique de Lyon por 7.5 millones. Al cabo de tres cursos, en 2011, le fichó la Roma, con el apoyo implícito de Luis Enrique, quien aquella temporada dirigió al club de la capital.

Curiosamente, durante su etapa como jugador de la Roma, en 2013, se declaró seguidor confeso del Real Madrid, asegurando que se decidió a ser futbolista "por Zidane, el mejor jugador que había visto en mi vida", y proclamando que jugar algún día en el club merengue "sería un sueño". De hecho, ese sueño fue una probabilidad que no cuajó en 2018, cuando el Madrid preguntó a la Juventus por su fichaje, que la entidad bianconera rechazó.

Desde que debutó en el primer equipo del Metz, Pjanic acumula 515 partidos oficiales, habiendo anotado 73 goles y mostrando una regularidad incuestionable a la vez que un físico privilegiado puesto que solamente se ha perdido 18 partidos por lesión en estas 13 temporadas.

Con la Juventus quedó fuera de los planes de los entrenadores en 7 encuentros durante las cuatro temporadas, con una baja de 18 días por problemas en el aductor, en el curso 2017-18 como mayor problema.

Centrocampista de gran recorrido, dotado de una excelente calidad técnica y de gran inteligencia táctica, el bosnio ha retrasado su posición en las dos últimas campañas con la Juventus, aunque se entendería que en el Barça, siendo Busquets intocable en la posición de mediocentro, deberá readaptarse nuevamente al interior, junto a Rakitic, Vidal (si ambos permanecen en el cliub azulgrana) y De Jong y Riqui Puig como compañeros fijos en una zona de capital trascendencia en el juego del equipo.