<
>

Federico Valverde y un gran rendimiento ante el Barcelona: del gol clásico al mareo por correr tanto

Federico Valverde fue una de las figuras del Real Madrid en el triunfo 3-1 ante Barcelona por la sexta fecha de la temporada 2020/2021 de la Liga española. El uruguayo convirtió el primer gol a poco de iniciado el partido y al minuto 69 fue sustituido tras tener un breve mareo producto de su enorme esfuerzo y gran cantidad de corridas.

El volante jugó por primera vez en el Camp Nou desde diciembre del 2017, cuando vestía la camiseta de la Real Sociedad y cayó por 4 a 0. Su siguiente presentación en el escenario del Barcelona terminó en empate sin goles con el Real Madrid por la primera rueda de La Liga 2019/20 y su tercera visita fue la vencida, consiguiendo al fin la tan deseada victoria.

Valverde jugó de interior por derecha; Casemiro fue el volante central y Toni Kroos jugó sobre el sector izquierdo.

Al minuto 4 detectó que el Barcelona no se paró de forma compacta, atacó el espacio por el carril central y dejó atrás a Sergio Busquets; Benzema asistió al ‘Pájaro’ que definió con potencia para marcar el 1 a 0, tardando apenas 4 minutos con 49 segundos en vencer el arco del Barça y así consiguió marcar el gol más tempranero del Real Madrid en el Camp Nou desde el grito del holandés Ruud van Nistelrooy en 2007 (quien anotó a los 5 minutos).

Instantes después Valverde veía como Jordi Alba picaba a las espaldas de Nacho Fernández y tiraba el centro para que Ansu Fati marcara 1 a 1 en el marcador, igualdad con que terminó el primer tiempo.

En el complemento, el uruguayo siguió siendo importante en el juego por sus constantes zancadas para impulsar el ataque o cubrir en defensa ante un partido que se hacía abierto y con transiciones constantes.

Real Madrid recién pudo volver a superar al arquero Neto al minuto 63 por el penal bien ejecutado por parte de su capitán Sergio Ramos.

A los 68’ Valverde se tiró en el campo de juego tras sufrir un mareo, Ramos le consultó qué le sucedía e instantes después el uruguayo fue sustituido por el croata Luka Modric.

Luego del partido, el entrenador Zinedine Zidane contó lo que le sucedió al uruguayo.

Ya intentando recomponerse, Valverde pudo ver desde la tribuna como Modric sentenciaba el clásico con un golazo para el definitivo 3 a 1.

El uruguayo fue destacado como una de las figuras del partido y pudo festejar su segunda victoria ante el equipo culé. La única vez que enfrentó al Barça con la Real Sociedad perdió (como local por Liga) y con el Real Madrid ya ha jugado cinco clásicos: perdió los dos jugados en la temporada 18/19 (uno de ellos por Copa del Rey), igualó el tercero y venció en los dos últimos duelos, ambos jugados en este 2020.

El futbolista de 22 años, ya afianzado en el equipo merengue, sigue demostrando un enorme presente que vaticina un futuro más grande.