<
>

La historia de Brandon Nakashima, el tenista que idolatra a Federer y Djokovic

Brandon Nakashima (89°) ya dejó de ser una promesa para transformarse en una realidad. Con solo 20 años el estadounidense lleva disputadas dos finales ATP en las últimas semanas e irrumpió por primera vez en el Top 100.

Un pequeño parque en San Diego, California, fue el lugar en el cual B-Nak (sobrenombre con el cual es conocido en su intimidad) comenzó a jugar al tenis. ¿El responsable? Su abuelo Pham. "El papá de mi mamá es de Vietnam. Comenzó a sacarme a la cancha cuando yo tenía unos tres años y medio, simplemente lanzándome pelotas en un parque local y desde ese momento en adelante comencé a practicar más y más todos los días" le reveló a Ubi Tennis a mediados de 2020.

Desde una edad muy temprana este joven hijo de farmacéuticos sobresalió en el tenis y llamó la atención de varias universidades. Al terminar el colegio secundario fue la Universidad de Virginia la que lo cautivó y fue su nuevo hogar entre los 17 y los 18 años. Ir allí, reconoce, fue positivo para luego poder convertirse en profesional. "Fue crucial dentro y fuera de la cancha para mí. Me ayudó en mi juego y me hizo madurar como persona. Aconsejaría a la mayoría de los jugadores que vayan a la universidad y adquieran esa experiencia" dijo en la susodicha entrevista el año pasado.

En Virginia, consiguió un récord de 17-5 en su primer año. Si bien tenía planeado continuar tres más, la carrera como profesional se antepuso. "No he experimentado mucha presión durante los primeros meses jugando profesionalmente. Soy uno de los jugadores más jóvenes por lo que no hay mucha presión sobre mí" reveló apenas comenzó a dar sus primeros pasos.

Pero a medida que pasó el tiempo, el estadounidense empezó a llamar la atención por su juego. Sin haber cumplido las dos décadas, se dio el lujo de entrenar con Novak Djokovic en la previa al US Open 2020. En referencia al serbio expresó: "Es una muy buena persona y un tenista de alto nivel. Es genial aprender de él, ver cómo hace las cosas cuando está en la cancha y lo profesional que es. Definitivamente fue una gran experiencia para mí".

Para el californiano, su juego es muy parecido al del actual número uno del mundo. "Me gusta mirar a todos los jugadores top, pero creo que ahora mi juego es más similar al de Djokovic". Pese a esto, sinceró su idolatría por Roger Federer. "Siempre me gustó verlo jugar".

Con un 2021 de ensueño, en el cual fue finalista del ATP 250 de Los Cabos y Atlanta, además de ganar un Challenger (Quimper), Nakashima se prepara para un objetivo mucho más importante: destacar por primera vez en un torneo de Grand Slam como el US Open y la posible clasificación a las Next Gen ATP Finals. Allí, esta junto a otros dos estadounidenses que prometen mucho: Sebastián Korda y Jenson Brooksby.

Si bien la historia del norteamericano recién comienza, este joven que se autodefine como tímido e introvertido y que disfruta desconectar del tenis jugando al golf, es uno de los cuatro tenistas Sub-20 del Top 100 (junto a Sinner, Alcaraz y Musetti) y promete muchas más sorpresas en el circuito.