<
>

La clase de 2020 del Salón de la Fama del boxeo reflexiona sobre el honor de su ingreso

play
Lo mejor de Juan Manuel Márquez (1:16)

Repasamos algunas de las mejores batallas en la carrera del nuevo miembro del Salón de la Fama del Boxeo Internacional. (1:16)

La consumada clase de inducidos del Salón de la Fama del Boxeo para 2020 incluye a Bernard Hopkins, 'Sugar' Shane Mosley, Juan Manuel Márquez y el promotor Dan Goossen, quien murió en 2014, entre otros. Pero debido a la pandemia de coronavirus, las ceremonias se han pospuesto y se combinarán con las festividades del Salón de la Fama de 2021.

Lo que ya era un asunto lleno de estrellas ahora se verá fortalecido por las posibles adiciones de Floyd Mayweather y Andre Ward.

La clase 2020 tendrá que esperar un año para su día en el sol, pero varios participantes compartieron lo que significa el momento para ellos. Encontraron el momento en que sabían que podrían ser dignos de ingresar y discutieron sobre cómo se sienten al tener que esperar un año para la inducción oficial.

¿Qué piensas de que la ceremonia de inducción no se realice de este año?

Bernard Hopkins, campeón mundial en dos divisiones: ¿Quién iba a pensar que cuando yo voy a entrar al Salón de la Fama habría una pandemia mundial? Sea el 2020 o el 2021, estás hablando de que puede haber nombres como Floyd Mayweather, Andre Ward, yo mismo, 'Sugar' Shane Mosley, vaya equipo, es una locura solo pensarlo.

Lo que quiero decir es que se trata de una bendición, es el grupo de All-Star de las clases del Salón de la Fama. Eso nunca volverá a suceder en mi vida, esos dos años combinados en uno, solo piensa en eso.

Juan Manuel Márquez, campeón mundial de cuatro divisiones: me siento muy triste de no poder estar allí, de no ser reconocido por el Salón de la Fama este año. No me gustó (cuando) recibí la llamada de Ed Brophy (director ejecutivo de IBHOF), él fue quien me llamó. Pero ahora no quiero celebrar, no es momento de celebrar, están sucediendo muchas cosas, prefiero quedarme con la familia en casa, tendré tiempo para celebrar cuando la ceremonia tenga lugar el próximo año.

Shane Mosley, campeón mundial de tres divisiones: Puedo decir algo bueno: soy un miembro del Salón de la Fama en primera votación. Es una gran sensación, y creo que vamos a entrar con el otro miembro del Salón de la Fama en 2021. Y para tener más en la lista, será un mejor evento.

No me importa compartir el centro de atención, creo que es bueno que tengamos todos estos boxeadores excepcionales juntos, ellos mostraron la grandeza de este deporte, así que definitivamente estoy feliz de estar en el estrado con el resto de ellos.

Lou DiBella, promotor de boxeo: Pasan tantas cosas en el mundo que las ceremonias son la menor de mis preocupaciones. Tenía un número loco de personas que iban a ir a Canastota (Nueva York, sede del HOF). El honor sigue ahí y todos tenemos más de qué preocuparnos en este momento que la ceremonia de inducción. Esperemos que para junio de 2021, todo vuelva a tener una apariencia más normal y podamos festejar en Canastota.

Pero significa mucho para mí entrar, el boxeo y el béisbol son mis primeros amores como deporte desde que pude caminar. Mi primer héroe deportivo fue Muhammad Ali, el primer evento deportivo que vi con mis abuelos y mi papá fue una pelea de boxeo. Conocí a tantos héroes, tuve que viajar por todo el mundo. Conocí a personas increíbles, presidentes, músicos, todo tipo de personas maravillosas, y todos me compartieron el amor por el boxeo.

El boxeo me ha brindado muchas experiencias, es agradable ser reconocido en un negocio y un deporte que ha significado mucho para mí.

¿Cuál fue tu mayor logro?

Nota: Bernard Hopkins-Felix 'Tito' Trinidad fue una pelea por el campeonato de peso mediano, originalmente programada para el 15 de septiembre de 2001 en el Madison Square Garden de Nueva York. Fue pospuesta para el 29 de septiembre debido a los ataques terroristas del 11 de septiembre.

Hopkins: Felix Trinidad, en 2001, debido al estado del mundo, al menos en Estados Unidos en ese momento. Fue mi primer gran oponente estelar, y con el mundo como estaba, la pelea puede que ni siquiera hubiera sucedido. Había mucha distracción y nunca me distraje, la pelea en sí fue histórica, eso realmente me llevó a brillar y he impulsó mucho desde entonces, pero para ser honesto, esa pelea realmente me llevó ahora al Salón de la Fama.

La pelea del 15 de septiembre fue pospuesta por el 9-11 en Nueva York, recuerdo que estábamos atrapados, logramos salir a Filadelfia, nunca se rompió el campamento, regresamos a la ciudad de Nueva York en la misma camioneta que de Don King. Nos dijeron que "recuperáramos la forma porque la pelea iba a suceder".

Sabía que esta pelea se iba a realizar, pero pasaron tantas cosas que no me habrían criticado si no hubiera ganado; me hubieran dicho "fue un buen desempeño, pero temía que explotaran MSG". La ventaja es que ahora teníamos dos semanas adicionales para prepararnos.

Quiero decir que todos los reporteros habrían entendido por qué ninguno de nosotros estaba ne su mejor forma, teníamos esa excusa. Pero no, estaba concentrado, esa es la pelea que se destaca, aunque fue una ocasión diferente, una motivación diferente. No podía perder esa pelea.

Márquez: Toda mi carrera, más o menos. Tuve una gran carrera, peleé contra todos, muchos buenos boxeadores, incluso con algunas derrotas. Si quieres ser considerado un gran peleador, tienes que enfrentarte a todos y vencer a todos los que se ponen frente a ti. Eso fue lo que hice.

Un momento clave fueron mis cuatro peleas con Manny Pacquiao, y ese también fue un momento clave para él. Pero las otras peleas con Marco Antonio Barrera, Joel Casamayor, la pelea de Mayweather también. Mucha gente podría decir que es la cuarta pelea con Pacquiao, pero en realidad no. Fue una pelea importante, cierto, pero la razón por la que obtuve esas revanchas fue por las controversias de las peleas anteriores. Sé que mucha gente sintió que gané las otras peleas, después de la tercera pelea, Bob Arum se acercó a mí y me dijo: "No te preocupes, esto es un negocio", lo que significa que fue un robo. Entonces dijo que pelearíamos de nuevo.

play
1:17

Los números de Pacquiao vs. Márquez

El filipino y el mexicano han protagonizado una de las rivalidades más importantes en la historia del boxeo.

Lo hicimos, gano la pelea, estaba tan emocionado y me sentí tan realizado que cuando me ofrecieron la quinta pelea, dije: "No, no quiero tomarla porque estaba muy feliz de haber logrado lo que yo quería".

Mosley: Ganar mi primer título en peso ligero, cuando vencí a Philip Holiday. Esa fue una de mis grandes victorias porque cuando era niño siempre creí que sería un campeón mundial y ese fue el comienzo de mi grandeza, por así decirlo.

Cuando vencí a Oscar de la Hoya por primera vez, creo que en California todos sabían que éramos rivales aficionados. Esa pelea fue probablemente un evento más grande que cuando gané el título mundial, y Oscar fue más grande que yo. Pero ganar un título mundial por primera vez fue algo muy importante para mí, como, wow, gané el título mundial, fue muy emocionante y el comienzo de mi grandeza como profesional.

DiBella: Creo que la mayor recompensa de mi carrera tendría que ser involucrarme en un mundo al que me atraía y quería tanto, y haber conocido a tanta gente sobre la que leo. Termine teniendo personas que me asesoran y que fueron mis héroes, como Eddie Futch o Emanuel Steward.

Conocí a muchas personas geniales, tuve muchas grandes influencias en el deporte y fue una aventura. Quiero decir, adoras a Sugar Ray Leonard y Thomas Hearns, 'Los cuatro reyes' (Leonard, Hearns, Marvin Hagler y Roberto Duran) en la división de peso mediano, y terminas convirtiéndote en un gran amigo de ellos, y ellos de ti.

Pero llegué a HBO en un período muy interesante cuando el pago por visión evento se estaba gestando y de alguna manera marcó el comienzo de un nuevo nivel de HBO Sports, una nueva era. Los años 90 fueron probablemente los años de gloria de HBO Sports en el boxeo, la carrera que tuve allí durante una década fue genial. También ha sido gratificante tener 20 años como promotor, ya he sido promotor el doble de tiempo del que estuve en HBO.

Entonces, para poder redirigir y conocer a los boxeadores tan bien como yo, creo que me convertí en un 'boxeador'. Parte de la razón por la que tuve éxito, francamente, es que no era solo un 'hombre de televisión', y no dejaba que los promotores dictaran la programación y las peleas (mientras estaba en HBO). Me di cuenta de que para hacer lo que estaba haciendo bien en HBO, tenía que convertirme en un 'boxeador'. Tenía que ir a los gimnasios, tenía que conocer a la gente, saber cuáles son las buenas carteleras, tenía que ir a los espectáculos del club y conocer la industria. Tuve que ganar mi crédito callejero en el boxeo, y creo que eso es lo que me diferencia como ejecutivo de televisión de otras personas que han sido programadores de boxeo.

Luego, cuando dejé HBO, ya había hecho la transición, ya era parte de ese mundo del boxeo. No fue una transición muy difícil para mí establecerme en el nuevo mundo.

¿En qué momento de su carrera se dio cuenta de que tenía la oportunidad de ingresar al IBHOF?

Hopkins: Cuando alcancé las 20 (defensas de peso medio), alrededor de 15, 16 defensas del título, comencé a darme cuenta, y la gente me decía que sería en la primera boleta. Ahora, no creo que sería un miembro del Salón de la Fama si no hubiera peleado con Tito en ese momento. No era un miembro del Salón de la Fama antes de eso, cuando vencí a Tito y comencé a acumular esas defensas, fue cuando supe que entraría en el Salón de la Fama.

Cuando llegué a 20 defensas, con ese título de la FIB, que fue el primer título que gané contra Segundo Mercado, y mantuve ese título durante más de una década, supe que era un miembro del Salón de la Fama. Todo lo que vino después de eso fue otra carrera.

Márquez: Cuando estás peleando y te estás preparando para pelear, realmente no piensas en eso. Pero cuando comienzas a enfrentarte a grandes nombres como Mayweathers y Pacquiaos, y estás en los escenarios más grandes, perteneces a esos niveles y ves a tipos como (Erik) Morales, Barrera y especialmente Mayweather y Manny Pacquiao, boxeadores libra por libra: cuando enfrenté a Pacquiao, él casi siempre era el número uno libra por libra.

Estás peleando contra esos boxeadores y golpeándolos, te das cuenta de que Morales está allí, Barrera está allí, ¿por qué yo no?

Mosley: Fue cuando gané mi primer título, ahí supe que me dirigía al Salón de la Fama. Quería dejar mi marca en el boxeo, no era solo ganar el título y quedarse con eso. Yo quería ser genial, quería ser uno de los mejores y por eso me esforcé por vencer a Oscar, eso me llevó a ser el mejor, subir y defender mis títulos porque quería ser reconocido como el mejor de todos los tiempos.

Lo que pasaba por mi mente cuando recibí la llamada fue todo el trabajo duro, toda la dedicación, todo el amor que sentía por el deporte. Esto es algo que he estado esperando toda mi vida, desde que tenía ocho o nueve años. Quería ser uno de los grandes, un miembro del Salón de la Fama.

DiBella: Creo que cuando todavía tenía alrededor de 10, 15 años y pude sostenerme a través de los altibajos de las alianzas, los diferentes servicios, las redes y mi empresa de promoción todavía estaba allí. Siempre supe que tuve un gran legado en HBO durante una década, pero mira (el ex presidente de HBO Sports) Seth Abraham no está en el Salón de la Fama y ​​debería estar, pero donde comencé a pensar que tenía la oportunidad es cuando me establecí como uno de los mejores promotores.

He hecho la serie de boxeo Broadway, que es la serie de boxeo de base más larga que se haya televisado en Nueva York, hemos hecho 115 shows. Ayudamos al boxeo femenino a crecer, incorporando a más mujeres, los años de tener éxito y convertirme en la empresa más reconocida en Nueva York y la más activa en la promoción en el área, pensé que si vivía lo suficiente, entraría.

Para ser honesto, me sorprendió gratamente cuando llegué en el primer intento.