<
>

Kylian Mbappé, ante su última oportunidad de ganar la UEFA Champions League con PSG

Kylian Mbappé, la gran esperanza de Paris Saint-Germain en la UEFA Champions League. ESPN.com

En la carrera de Kylian Mbappé sucedió todo muy rápido. Casi a la velocidad con la que desafía a los cronómetros y deja desairados a sus marcadores. De la explosión en Mónaco al estrellato en Paris Saint-Germain, con títulos y logros individuales. Del delantero con futuro en la Selección de Francia a la conquista de la Copa del Mundo en Rusia 2018. Todo antes de cumplir 20 años.

Sin embargo, Kiki tiene una cuenta pendiente: la UEFA Champions League. Esa deuda que comparten el delantero y el club parisino tiene una fecha de vencimiento, ya que el futuro cercano de Mbappé, inminente según indican las fuentes consultadas por ESPN, es Real Madrid. Entonces, el objetivo de ganar el torneo de clubes más importante de Europa con el equipo de su país es ahora o nunca.

El atacante nacido el 20 de diciembre de 1998 en el suburbio de Bondy, al noreste de París, participa en su octava Champions. En todas sus equipos disputaron los octavos de final, con lo que el actual no es un escenario desconocido para él.

Los intentos anteriores

La primera experiencia de Kylian en la Champions fue en la temporada 2016-2017 con Mónaco. El equipo del Principado fue una de las sorpresas de ese torneo, en gran medida por el nivel de sus dupla de delanteros: Radamel Falcao García y Mbappé. Gracias a sus 13 goles, 7 del colombiano y 6 del francés, alcanzaron las semifinales, en las que perdieron ante Juventus.

Ya en PSG, las primeras dos temporadas no respondieron con las expectativas colectivas, más allá del buen nivel de Kiki, que convirtió cuatro goles en cada una. En 2017-2018 el conjunto francés fue eliminado en octavos de final por Real Madrid y en 2018-2019, ya con Neymar en el equipo, se despidió en la misma instancia frente a Manchester United. El veloz delantero, que contradice a su apodo de Tortuga, marcó solo un tanto en esas dos series: en el partido de ida frente a los Diablos Rojos.

La temporada 2019-2020 fue la más particular de la historia de la Champions, atravesada por la pandemia del covid-19, y la que tuvo a PSG a un escalón de la gloria. Un conjunto pleno de figuras de renombre llegó a la final con autoridad, con 5 goles de Mbappé en ese recorrido, pero perdió 1-0 en la definición contra Bayern Munich.

La mejor campaña goleadora de Kylian en la Champions, con 8 tantos, tampoco alcanzó: Manchester City eliminó a PSG en las semifinales de la 2020-2021. La frustración fue absoluta para Mbappé, que no pudo jugar la revancha ante el equipo de Guardiola por una lesión en el muslo derecho.

Ya con Lionel Messi en el plantel, las expectativas de PSG eran inmensas. Sin embargo, la amarga realidad volvió a despertarlos del sueño. En la temporada 2021-2022, el escollo insuperable fue Real Madrid en octavos de final. A pesar de los dos goles de Mbappé en la serie, uno en cada partido, que habían colocado al equipo parisino con una ventaja de 2-0 a los 39 minutos del primer tiempo de la revancha, el Madrid de Carlo Ancelotti dio vuelta la historia con tres goles de Karim Benzema.

Y en la 2022-2023, otro verdugo conocido deshizo muy rápido la ilusión: Bayern Munich eliminó a PSG en octavos de final con un resultado global de 3-0. Mbappé había convertido 7 goles en la fase de grupos, pero la defensa del conjunto bávaro fue infranqueable. Con esa derrota se terminó la historia del equipo de las superestrellas: del tridente Mbappé-Messi-Neymar solo se quedaría el francés.

El desafío de un equipo más terrenal

Ya sin la acumulación de superestrellas, Mbappé es el emblema de un equipo que transita el camino europeo en silencio, más sigiloso. Con la conducción de Luis Enrique, la búsqueda de funcionamiento más que de nombres necesitó de un tiempo de trabajo y una paciencia que veremos si los poderosos dueños de PSG sostienen si los resultados no son los deseados.

Por el momento, el club parisino avanzó a octavos de final como escolta de Borussia Dortmund en el grupo F, con un andar irregular de dos triunfos, dos empates y dos derrotas y superando a Milan, tercero, por diferencia de goles. Mbappé convirtió tres goles en el primer tramo del torneo, un aporte modesto para su capacidad.

El próximo rival es el sorprendente Real Sociedad, ganador invicto del grupo D y que apenas recibió dos goles. Los encuentros serán el miércoles 14 de febrero en París y el martes 5 de marzo en San Sebastián. Con la humildad de un equipo más combativo y menos lujoso, PSG intentará dar un paso más en busca de su gran anhelo.

Mbappé siente la presión de ser la gran estrella deportiva de su país. Desconocemos, él y nosotros, qué ocurrirá si gana la Champions con PSG o si emigra para jugar en Real Madrid. Lo cierto es que a Kylian le gustaría que la situación fuera diferente, tener una vida cotidiana con menos exposición y con la posibilidad de moverse por donde quisiera sin todas las miradas siguiéndolo, tal como dijo en el programa de la televisión francesa Envoyé Spécial: "He perdido la espontaneidad del ser humano, el querer salir a hacer algo y hacerlo. En mi vida todo es cuestión de organización, todo está organizado. Extraño lo cotidiano y simple, tareas domésticas como cuando mi padre me decía que fuera a buscar cualquier cosa. Pagaría mucho dinero ahora por hacer este tipo de cosas que no significan nada para la mayoría de las personas".

Kiki necesita también recuperar esa espontaneidad en la cancha. Para sorprender. Para sorprenderse.