<
>

Ronald Koeman: "Tengo que esperar al nuevo presidente del Barcelona para hablar del futuro"

play
Suárez: 'No me gusta ser mejor ni estar por encima de nadie porque nunca fui así' (1:04)

Luis Suárez explica que necesitaba el cambio de Barcelona a Atlético para poder volver a disfrutar. (1:04)

BARCELONA -- Centrado en el presente de un Barcelona que mañana regresa a la Liga enfrentándose al último rival que le derrotó en el campeonato (el Cádiz), Ronald Koeman pasó de puntillas este sábado cuando se le preguntó directamente acerca de Erling Haaland, el nombre de moda en el entorno del club, pero dejó una sentencia indiscutible: tratar la remodelación de la plantilla será un tema capital, y urgente, a tratar con el presidente que surja de las elecciones.

"Tengo mis ideas para el futuro del club, pero tengo que esperar a saber quién será el nuevo presidente y luego hablaremos de ese futuro”, solventó el entrenador holandés, más atento al difícil presente de un equipo que, resaltó, sigue vivo en todas las competiciones.

"Todavía estamos en las tres competiciones. La Champions está muy complicada, pero en la Copa si tenemos efectividad podemos remontar. Creo que podemos pasar la eliminatoria con el Sevilla mientras en la Liga llevamos una buena trayectoria, pero está claro que todo depende de los que están arriba”, resolvió, en un mensaje con el que quiso salir al paso de sensaciones depresivas. "No soy tan negativo... Somos el Barça y debemos reaccionar".

"El mundo no se acaba después del otro día. Hay que analizar los fallos y mejorar cosas para seguir adelante porque después de una derrota siempre es bueno tener otro partido para demostrar que podemos estar mejor y que tenemos toda la ambición”, resaltó Koeman, firme en su mensaje de ir "partido a partido".

"No podemos ahora pensar en el Sevilla o el París... La prioridad es el partido que tenemos por delante porque antes del Sevilla hay tres partidos que son importantes. Ahora está el Cádiz y después el Elche y para mí es el camino de estar fuertes e intentar ganar cosas. El objetivo es ganar cada partido”, sentenció, rechazando que su equipo no esté preparado para ganar a los equipos grandes.

"Ganamos en Turín a la Juventus y ellos nos ganaron aquí, así que estamos en empate. Aún tenemos que ir a París y podemos ganar allí... Es complicado decir qué nos falta contra los grandes porque no creo que no podamos competir con ellos, hemos estado cerca. No veo a un equipo mucho más que otro porque como ya he dicho varias veces podemos ganar a cualquiera".

Respecto al ánimo de sus jugadores refirió como "positivo" que los jugadores no estuvieran precisamente contentos y sí afectados por el resultado ante el PSG. "Es normal que anímicamente estés bajo después de lo que pasó. El viernes se notaba un ambiente más bajo y eso es bueno, porque si no te afecta no puedes estar aquí. Pero hoy ya los he visto como antes y con muchas ganas de jugar y ganar el partido de mañana”, resolvió.

Koeman admitió que el futbol "ha cambiado" explicando que ahora "la parte física es importantísima. Tienes que jugar los partidos con mucha intensidad y hacerlo en un calendario muy apretado". En ese escenario sostuvo que en el Barça "siempre hemos buscado a jugadores técnicos y hay que buscar un poco el equilibrio. El aspecto de defender y tener piernas en el equipo lo podemos mejorar".

Precisamente el aspecto defensivo es uno de los que más ocupan al entrenador holandés, que reconoció su atención a las jugadas a balón parado y la manera de defenderlas... o evitarlas. "Hay que estar más concentrados y no hacer faltas inútiles que pueden hacer daño. Después analizas y por ejemplo la falta del 1-3 del otro día ves que dejamos demasiado espacio para defender. No tenemos tanta fuerza y altura, así que tienes que estar más concentrado".

Concentración y atención le reclamó a Sergiño Dest, de quien dijo, repitió, "tiene 19 años y debe aprender... Tiene que estar más concentrado y hay varios momentos del partido en los que no está al cien por cien. Hay muchas cosas positivas que puede aportar, pero debe aprender”, convino, recordando que pasar del Ajax al Barça, a su edad, "es un gran cambio, un gran paso".

"No me molestan los gritos”, resumió al ser interrogado por la bronca entre Piqué y Griezmann durante el partido del PSG, recordando que durante un encuentro "hay mucha emoción y siempre hay cosas que no se pueden aceptar. Es bueno que haya gente así en el equipo. Son momentos de alta tensión... No hay tiempo para decir 'por favor quieres bajar', 'por favor...' Hay momentos de tensión en un partido y no tengo ningún problema con ello, me gusta. Estar callados y ver qué pasa no me gusta".

Por fin, Koeman rechazó considerar que la Liga española haya perdido fuelle respecto a otras por los resultados negativos en Europa, recordando que "además del Granada también ganó el Villarreal y aún tienen que jugar el Atlético y el Real Madrid. Es demasiado fácil sacar conclusiones por estos partidos. Los equipos españoles son fuertes”, sentenció.